Olivella

En el corazón del Parque Natural del Garraf

Olivella es la puerta de entrada al Parque Natural del Garraf y está rodeado de bosques y viñedos. El casco antiguo está situado sobre una pequeña colina y coronado por la iglesia nueva de San Pedro y Sant Feliu y una serie de casas que la rodean en un entorno natural privilegiado.

Recursos naturales

Olivella y su entorno natural

Cultura y patrimonio

Descubre todo lo que puedes hacer en Olivella

Fiestas y festivales

Vine a disfrutar a Olivella

Olivella

En el corazón del Parque Natural del Garraf

Recorrer el casco antiguo de Olivella es sin duda una experiencia gratificante. Al llegar al pueblo nos encontramos la plaza Mayor, sede del ayuntamiento y del centro de información la Sala, donde se puede encontrar información sobre el Parque del Garraf y Olivella en general, y desde donde salen itinerarios guiados para descubrir los rincones más pintorescos del municipio. Desde este lugar se puede vislumbrar el primer asentamiento del pueblo situado sobre el Puig Molino. Este asentamiento estaba constituido por una iglesia, un castillo, y la casa del rector; el Castillo Viejo fue construido 992 siguiendo un claro plan estratégico durante la «reconquista». Actualmente se encuentra un molino que se levantó en el s. XVIII sobre las ruinas del castillo. Muy cerca del Castillo Viejo, se encuentran las ruinas de la Iglesia Vieja (s. XIII), la única muestra de arquitectura románica de la comarca. Formaba parte del antiguo castillo de Olivella y estuvo en funcionamiento hasta el s. XVI como iglesia parroquial. Desde este conjunto se puede disfrutar de una vista privilegiada del municipio, pero es de difícil acceso y el camino no está señalizado.

A través de la calle Mayor llega a la iglesia parroquial de San Pedro y Sant Feliu, construida en el año 1430 sobre los restos del Castillo Nuevo y reestructurada en el s. XVII. Una vez vista la iglesia, vale la pena perderse por las pequeñas calles de Olivella antes de aventurarse a descubrir los entornos.

Una excursión a pie, en bicicleta o en coche por la pista que conduce de Olivella a Jafra, pasando por la Plana Novella, permitirá descubrir algunos de los paisajes rurales más auténticos del Garraf. Hay que salir del pueblo por la carretera y a pocos metros tomar la pista asfaltada que lleva a Can Grau y el Parque del Garraf. El camino nos conducirá hacia Can Grau. La masía está habilitada para realizar estancias de corta duración y realizar actividades para profundizar en el conocimiento del medio natural del Garraf.

La pista sigue por las Picas, un antiguo convento en ruinas, por Corral Nuevo y finalmente llega al Palau Novella, una construcción de 1892 hecha construir por el «indiano» Pedro Domenèch y Grado con la intención de convertirlo en una colonia agrícola . Recoge diversos estilos arquitectónicos, pero destacan la fastuosidad y el lujo empleados. La plaga de la filoxera acabó con la fortuna de la familia, y fue también un durísimo golpe económico para toda la comarca.

Hoy día, el Palau Novella es sede de la comunidad budista Sakya Tashi Ling. Sin embargo, la visita al palacio es posible e interesante.

Tomemos ahora el camino en dirección a mar hasta llegar a la antigua baronía de Jafra, hoy deshabitada. Volvemos hacia Olivella, pasando por la Fassina (donde se elaboran productos artesanales con productos del Parque), los Masets, pero Bargalló, can Liona y can Camps.