Cubelles

Abierta al Mediterráneo

Cubelles es una de nuestras ciudades costeras, situada en la desembocadura del río Foix, en la parte más occidental de la comarca. Fue una población de gran importancia en la Edad Media y su castillo protegió a los pobladores de la vecina Geltrú. Os invitamos a dar un paseo por esta ciudad mediterránea que nos ofrece un hermoso y tranquilo centro urbano y un extenso paseo marítimo junto a excelentes playas de arena fina.

Recursos naturales

Cubelles y su entorno natural

Cultura y patrimonio

Descubre todo lo que puedes hacer en Cubelles

Fiestas y festivales

Vine a disfrutar a Cubelles

Cubelles

Abierta al Mediterráneo

El itinerario puede empezar con una visita a la Exposición Permanente del Clown Charlie Rivel, espacio donde se expone una parte del legado del payaso universal e hijo predilecto de la ciudad de Cubelles, Josep Andreu Lasserre. Dicha exposición está ubicada en los bajos del castillo de los Marqueses de Alfarràs, construido en 1675 sobre los restos del antiguo castillo del siglo X. Esta reforma remodeló muy a fondo el edificio, que cambió y amplió notablemente la fortificación original para convertirlo en un palacete civil de planta rectangular y tres pisos. Declarado bien de interés cultural en 1949, el Ayuntamiento de Cubelles lo compró en la década de los ochenta y actualmente está siendo restaurado. En una parte rehabilitada de la misma planta baja se encuentra la oficina municipal de turismo de la ciudad.

Al final del paseo de Narcís Bardají se encuentra la Iglesia de Santa Maria, del siglo XVIII, y su campanario, que destacan en el entramado del núcleo antiguo de Cubelles.

Un poco más arriba, se halla la plaza de la Vila y el ayuntamiento. Se recomienda tomar la calle de Colom para llegar a la plaza de la Font y seguir por la calle de Sant Antoni, donde destaca el edificio de la Aliança, erigido en 1914 por el indiano Pere Escardó y que es actualmente sede de la entidad recreativa que lleva el mismo nombre. En la planta baja hay un teatro que durante muchos años fue utilizado como cine y sala de baile. En el piso superior se encuentra un café con terraza.

Siguiendo por la misma calle de Sant Antoni, se llega a la grandiosa edificación de can Travé, de estilo clásico, propiedad de la familia Travé. Unos metros más adelante, a mano izquierda se observa la Ermita de Sant Antoni de Pàdua (siglo XVIII), con una capilla de una sola nave de planta rectangular con cubierta de teja árabe a dos aguas, construida en 1694. Destacan su austeridad y su sencillez. Actualmente es de propiedad privada.

Una vez visitados los lugares de interés, se recomienda regresar a la plaza de la Font y pasear por los callejones que salen de la calle Major para disfrutar de la tranquilidad y la paz que desprenden las fachadas de las antiguas casas de payés; calles estrechas donde sigue latiendo el espíritu rural del pueblo.

Para finalizar es recomendable volver al paseo de Narcís Bardají y caminar hacia el paseo Marítim para disfrutar de las playas de Cubelles y del espacio natural del delta del Foix.