Espacios y parques naturales

Descubre el corazón del Garraf y late al ritmo de la naturaleza

Recorrer los Parques del Garraf, de Olèrdola y del Foix es indispensable para conocer las particularidades de un entorno natural protegido. De aspecto árido, con suelo de piedra caliza, el Parque del Garraf tiene una flora y fauna características como el palmito, una palmera de reducidas dimensiones, y el águila perdicera, una especie especialmente protegida en los últimos años. El parque también cuenta con otros atractivos como el Palau Novella, un edificio construido por un americano que alojaba una colonia agrícola y que actualmente funciona como monasterio budista. El Parque de Olèrdola destaca por su conjunto monumental con vestigios íberos, romanos y medievales, y el Parque del Foix que tiene como protagonistas el río y el pintoresco pantano del Foix, una de las pocas zonas húmedas del Penedés.