Parque del Garraf

La roca caliza ha creado un paisaje exótico, rico en formas kársticas -simas, dolinas y rasclers- y con una vegetación propia, la especie más conocida es el palmito. Las barracas de viña y los muros de piedra seca se disimulan en medio de la piedra blanca y rodean antiguas masías y algunas de las pequeñas poblaciones que se encuentran en el interior solitario del parque.